El Cuervo de los Tres Ojos

El Cuervo de Tres Ojos es la memoria de Occidente, un ente misterioso ligado a los Dioses Antiguos, capaz de relatar la historia desde antes incluso de la llegada de los primeros hombres. Porque previamente a que se crease el mundo tal y como lo conocimos, él ya estaba ahí. También estaba ahí Pep Cargol, memoria viviente del Basket Zaragoza. Hombre de club en el sentido más amplio del término y arquitecto silencioso de la que va camino de ser la temporada más exitosa en la historia del club aragonés. 

El gerundés es el hombre detrás del hombre milagro, Porfirio Fisac. Porque para que el técnico segoviano pudiese hacer su magia, antes necesitaba una plantilla a la que exprimir todo su potencial. Ya que por mucho que alguna vez se pudiese olvidar a orillas del Ebro, el secreto de toda buena temporada se cocina durante el verano previo.

La elección de Cargol como director deportivo pudo no ser la opción más sexy en un primer momento, aunque representaba una declaración de intenciones por parte del club. Independientemente de su habilidad para fichar o de los contactos que pudiese tener, con Cargol al frente de la parcela deportiva el club se olvidaba de experimentos fallidos y recuperaba su memoria. El ethos de una entidad muy consciente del papel que quiere ocupar dentro del baloncesto español. Eso que algunos caducos llamarían señorío, por entendernos.

Porque Pep podía ser nuevo pero, desde luego, no era un novato. Como Bran Stark, sabía de dónde venía, dónde estaba y dónde quería ir. En pocas palabras: conocía el club y sus circunstancias. “Deseamos conseguir estabilidad, crecer y, desde nuestra forma de ser, que se haga con coherencia. Haremos hincapié en nuestros valores que son los que nos van a marcar”, dijo en su presentación. Pueden parecer las típicas declaraciones vacías de sala de prensa, pero sin embargo esconden el credo sobre el que se ha asentado su primera temporada al mando. Ese “nuestra forma de ser” refleja la identidad perdida durante los años oscuros, el motivo por el que el actual equipo ha calado tan hondo en la marea roja y que nos ha llevado a realizar interminables paralelismos mentales con el gran conjunto de 2013, desde antes de que se alcanzasen las semifinales incluso. 

Lo que escondió por razones obvias es que también sabía cómo lograrlo. El gran acierto de Cargol es, sin duda alguna, la contratación de Porfirio Fisac para el banquillo. Pero también, un cambio sensible en la política de fichajes respecto a la realizada en los años oscuros.

Si durante veranos pasados la palabra clave era polivalencia, en los que se intentaba combatir las estrecheces económicas con la búsqueda de jugadores que pudiesen desempeñar varias posiciones sobre la pista, Cargol basó su estructura en otro concepto: complementariedad. Esto es, una plantilla amplia, con un mínimo de dos jugadores útiles por posición y que, en la medida de lo posible, tuviesen características opuestas. 

El segundo concepto clave de su trabajo es: identidad. No sólo en la apuesta sin concesiones por la cantera, sino en la creación de un núcleo de jugadores nacionales -o baloncestistas profundamente arraigados como Nemanja Radovic o, incluso, Renaldas Seibutis– que tuviesen claro en todo momento dónde estaban y qué había en juego. Muy celebrado fue en su momento el tuit de Tyrese Rice con el que, tras ser amenazado por el Barça con ser enviado al filial si no mejoraba su actitud, preguntó a sus seguidores que qué demonios era eso de la “LEB Gold”. Por ello, si nos retrotraemos un momento a la mentalidad de principio de temporada, en la que evitar la pérdida de categoría era el único objetivo, el contar con el máximo número de jugadores que supiesen el significado de LEB Gold era crucial.
La capacidad de colegiar la plantilla con Fisac en fichajes como el de Nacho Martín o, presumiblemente, Jonnathan Berhanemeskel, así como la jugada maestra de guardarse una plaza de extracomunitario en caso de que surgiese algún problema que solucionar a lo largo de la temporada, completarían los cuatro pilares sobre los que Cargol ha edificado su primer y exitosísimo proyecto.
¿Y después, qué?

Pues durante la temporada, la más absoluta discreción. Además de ex jugador, ex entrenador de cantera y ex entrenador del primer equipo, el que fuese alero del Real Madrid durante muchos años también fue poco después comentarista del CAI Zaragoza en Aragón Radio. Esto es, conoce el negocio desde los dos lados del muro

Pep es un hombre extremadamente educado y mesurado en todas sus exposiciones públicas. Si uno escucha hablar a los que saben, lo que requiere un esfuerzo proactivo consistente en, primero identificar al emisor correcto entre el ruido y, segundo, interpretar sus palabras, puede inferir que, a pesar del cuento de hadas en el que vive la entidad rojilla, la convivencia podría no haber sido tan placentera como cabría esperar en Zurita 21. Sin embargo, lejos de explotar por ningún sitio, la temporada no podría haber resultado más satisfactoria. Es difícil imaginar esperpentos como la dimisión en diferido de Jota Cuspinera en el Basket Zaragoza de Pep Cargol.
Los focos son para Porfi y sus jugadores, que se los han ganado. Cargol, incluso, llamado por Aragón Radio después de la hazaña de Vitoria, no dudó en pasar el teléfono de improviso al presidente, Reynaldo Benito, que dio la impresión de que ni siquiera sabía que estaba hablando en directo cuando saludóSiempre en un segundo plano, especialmente cuando han venido bien dadas.
En su primer año en el cargo, Pep Cargol, el Cuervo de los Tres Ojos, se ha mostrado más que capacitado para sobrevivir en el Juego de Tronos de la ACB. Parece tranquilo, constreñido por una silla de ruedas presupuestaria que no le debería dejar andar, pero sin embargo… (guiño, guiño).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s