El método de Tim Sherwood

Publicado originalmente en Sphera Sports.

Arranca  el partido y Tim Sherwood se levanta de su asiento como un resorte. Con una sonora patada abre la pequeña puerta que separa el banquillo de la llamada área técnica y comienza a dar órdenes a su equipo. Cruda declaración de intenciones, no es tiempo para sutilezas en la zona blanquiazul del norte de Londres. El manager del Tottenham Hotspur, que comenzó como interino y fue ratificado en diciembre para lo que resta de campaña y otra más, ya no se moverá de la zona pegada a la línea de banda en los 90 minutos que dure el encuentro -más el añadido-. No parará de gesticular y discutir con el cuarto árbitro. Incluso, llegará a jurar en un volumen más que audible para las primeras filas de White Hart Lane, estadio que cumple aquello de que el público debe estar lo más cerca posible del césped. Pura pasión en la que se refleja un equipo que nada tiene que ver con el conjunto lánguido que naufragó durante el primer tramo de la temporada. A pesar de que casi nada ha cambiado, los ‘Spurs’ son un conjunto nuevo. Ocho victorias, dos empates y cinco derrotas son los números en 15 partidos oficiales disputados.

“¿Nos habíais dado por muertos y enterrados, no?”. Sherwood bromea sonriente en la sala de prensa. No para, incluso, en los largos compases de espera en los que traductor ejerce su trabajo para que los medios ucranianos desplazados puedan conocer sus impresiones. Instantes antes había celebrado en el césped de manera efusiva el triunfo por 3-1 ante el Dnipro en la vuelta de los octavos de final de la Europa League. Todo pareció perdido para los ‘Spurs’, que cayeron por 1-0 en Ucrania y vieron como, en el minuto 47, Zozulya conseguía perforar su meta. Sin embargo, con tres goles en 13 minutos, y la polémica expulsión del ínclito Zozulya mediante, todo cambió. La emoción pudo al raciocinio. Las vísceras, al cerebro. Es el método Sherwood, fútbol ejecutado con el corazón.

 A comienzos de febrero, con motivo de su recuperación, Jan Vertonghen era preguntado por su nuevo técnico. Las palabras del belga, a quien se le consideraba próximo a Villas-Boas, dejan a las claras la relación del entrenador con sus pupilos: “Cada manager tiene sus cosas. Tim, quizá, es un poco más directo”. De tú a tú, sin medias tintas. Así cogió al equipo y así lo levantó.Sin duda, el gran acierto durante su corto mandato ha sido el rescate de Emmanuel Adebayor. El delantero centro, hasta entonces apartado del equipo, suma 11 dianas en los últimos 15 partidos. Cifras escandalosas, que mantienen al Tottenham vivo en la lucha por entrar en la Champions League, su gran objetivo. Con una trayectoria errática, repleta de altibajos que más tienen que ver con lo actitudinal que con lo referente a sus aptitudes, parece que el togolés ha encontrado, al fin, un capitán al que servir. Por ello, tras marcar su segundo tanto ante el Dnipro, no dudó en acercarse a la banda y, con un saludo militar, celebrarlo junto a su entrenador. La instantánea, nombrada por el diario ‘The Guardian’ como la foto del día, habla por sí sola.

White Hart Lane, como no podía ser de otra manera, también se ha rendido a los pies del atacante africano. En sus días como jugador del Arsenal, el punta era el futbolista más duramente insultado por la grada sur los días de derbi. Tanto que, en 2011, ya en las filas del Real Madrid, el propio jugador llegó a denunciar públicamente lo que él consideraba un abuso de naturaleza racista. Ahora, con la misma sintonía con la que se burlaban de él, los fans más ruidosos de los ‘Spurs’ le piden perdón. La conexión con el gran rival, es otro un punto en común entre técnico y pupilo. No en vano, poco después de aceptar el cargo, Sherwood reconoció que, de niño, había sido ‘gunner’ y que su padre seguía acudiendo al Emirates cada dos fines de semana con su pase de temporada.

Tal declaración, en otras circunstancias, hubiera sido un suicidio social. Sin embargo, Sherwood no tiene miedo porqué no tiene nada que perder. Va de frente y, sabiendo que está ante la gran oportunidad de su vida, asume las complicaciones con una naturalidad asombrosa. Alcanzó el mando de manera inesperada y, a priori, de forma temporal. El Tottenham, conjunto que se había gastado 100 millones durante el mercado veraniego para intentar alcanzar el célebre ‘sky four’, parecía el destino para alguien con más caché en el mundo de los banquillos. Por ello, la noticia de su ratificación, y ampliación de contrato hasta 2015, no dejó a nadie indiferente. De hecho, el nombre de Louis Van-Gaal, a priori el deseado por Daniel Levy para hacerse con el control deportivo, continúa planeando en el entorno ‘spur’. Esperando, quizá, una futura marcha de la selección holandesa tras el Mundial de Brasil 2014.

Mientras tanto, es el momento de Sherwood. La hora de probar que no está de paso por la élite. Hasta ahora, las principales críticas sobre su trabajo se centran en su escasez de recursos tácticos. En su libro de estilo el 4-4-2 es innegociable.Prácticamente, y dan igual los caminos por los que transcurra el encuentro, inmutable. Aunque eso sí, a diferencia del equipo construido por Villas-Boas, que bajo su característico 4-3-3 buscaba asestar directos bajo el contragolpe, el Tottenham actual quiere el balón y, además, hace más goles. Muchos más goles. Tantos que solo en un partido, el disputado ante el Norwich en Carrow Road, se ha quedado sin marcar. En sus pros se apunta, además, su confianza en los más jóvenes. Su conocimiento de la academia, a la que ha estado ligado durante los últimos cinco años, no le ha hecho dudar a la hora de recurrir a ella ante la plaga de lesiones que asola al Tottenham actualmente. Queda, por si fuera poco, el factor emocional. Ese capaz de voltear eliminatorias que se han puesto abajo por 2-0. Tim Sherwood, desde luego, no se va a rendir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s