Décimas de segundo

Texto publicado en El ‘traspiés’, columna de periodicidad semanal para AragónSport.com

Futurama no es Los Simpsons, pero a veces es incluso mejor. La inteligente idea de situar la acción en un futuro fantástico dotó a Matt Groening de una libertad ilimitada a la hora de enfrentar a sus personajes con algunas situaciones impensables para la popular familia amarilla. En uno de mis capítulos preferidos, el disparatado profesor Famsworth fabrica un artilugio, llamado la máquina y si, gracias al cual los protagonistas de la serie pueden visualizar qué sería de su vida si, en un momento determinado, hubieran tomado una decisión diferente a la que llevaron a cabo. El invento, lógicamente, es solo un pretexto para dar paso a una serie de universos paralelos y desenlaces hilarantes. Tantas fueron las posibilidades del artefacto que llegó a articular algún episodio más.

¿Y si hubiera valido el último triple de Roll en Gran Canaria? Este domingo, el CAI Zaragoza vio como, en un nuevo final apretado, la victoria volvía a resultarle esquiva. Esta vez con polémica incluida. Según se pudo ver en directo, los encargados de mesa tardaron más de lo debido en parar el crono tras un triple desde siete metros de Albert Oliver que ponía a los amarillos tres puntos por delante con algo menos de un segundo por jugarse -nota al lector; mirar siempre el tiempo situado encima de canasta, nunca el de televisión-. Desde la banda, José Luis Abós se quejó amargamente. Sin embargo, no hubo opción a vídeo y los zaragozanos solo contaron con tres décimas para intentar empatar el partido. Roll lo logró, pero la bocina ya había sonado. Si hubiera contado con algo más de tiempo, se hubiera tenido que jugar tiempo extra. Y en él, el CAI podría haber ganado en el Centro Insular de Deportes. O quizá no. La polémica estaba servida y la máquina del profesor Famsworth a punto de explotar.

El debate es profundo, más en un deporte que acepta abiertamente la tecnología como herramienta de precisión para hacer más justas sus condiciones de juego. Hubo ‘instant replay’ para comprobar que el triple lanzado por Roll se produjo con el encuentro terminado, pero no se pudo comprobar in situ que a los rojillos les debía quedar más tiempo para poder armar su última tentativa. Con la clasificación tan apretada en la lucha por entrar en la Copa, el enfado aragonés fue morrocotudo. El acta está cerrada y nada se puede hacer en ese sentido, aunque el club se encuentra valorando si presentar una queja formal que, al menos, promueva la discusión. Con la ACB organizando diferentes reuniones sobre cómo poder mejorar el campeonato, parece el momento idóneo.

Respecto al partido, cabe resaltar que el CAI Zaragoza no perdió en las décimas finales. Antes hubo poco menos de 40 minutos en los que el equipo de José Luis Abós no se supo imponer a un desacertado Herbalife Gran Canaria. El marcador final, 58-55, con mucho el tanteo más bajo de la jornada, lo dice todo. Los locales presentaron un 18% de acierto en lanzamientos triples, y tiraron 33. Resulta justo decir, además, que dicha falta de puntería no fue siempre provocada por la defensa rojilla. Especialmente en la primera mitad, en la que varios fallos locales llegaron tras intentonas totalmente liberadas. También es cierto que, tras el descanso, y a pesar de mostrarse totalmente obcecado en campo contrario, el cuadro rojillo supo bajar al fango en el que se movía el choque y pelear por la victoria con intensidad. Ninguno de los dos mereció ganar, pero el tanto se lo apuntaron los de Pedro Martínez. El “y si…” queda para Futurama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s